¿Se viene la venganza de Uribe?

El archienemigo regional de Rafael Correa vuelve al poder (tras bambalinas) y tiene en el caso Balda, su vendetta.

single


El regreso del uribismo al gobierno colombiano preocupa a Guacho, pero seguramente también a Rafael Correa.  

La fuerza política de Centro Democrático no perdona los cientos de adjetivos que Rafael Correa ha tenido para su máximo líder, Álvaro Uribe. Le ha dicho traidor, como los más suavito, y siempre lo ha querido vincular con el narcotráfico y el paramilitarismo. A más de esas cosa de la CIA y tales y cuáles. 

Correa alguna vez dijo que cuando deje la Presidencia se retiraría en silencio (aquí te puedes reír un poco) y que no quería ser como Uribe, que permanece en la escena. También aseguró: “comprendí  la psicología de Álvaro Uribe, debí tratarlo a como a un Vito Corleone”. 

Uribe, por su parte, en una serie de 12 tuits le respondió: “No quiero ser como Correa: se discute con el periodista, pero no se censura a los medios”. “No quiero ser como Correa: inaceptable negociar con terroristas que simulan ser políticos y secuestran y asesinan”. Ouch. 

En fin, se llevan como el perro y el gato. El triunfo de Iván Duque en las presidenciales colombianas tiene aristas que le estarían arruinando el mundial a Correa. El expresidente de Ecuador enfrenta el proceso legal del caso Balda y se pronostica que ahora el gobierno del vecino país apoye todas las investigaciones que determinen los culpables del secuestro de Balda en Bogotá. Y sí, muchos sospechan que Correa era la mente perversa tras el crimen. 

Fernando Balda asegura que ya está en conversaciones para tener una reunión con Duque y exponerle el caso. ¿Para qué? Balda dice que aún hay mucha tela que cortar en Colombia. “Hay otros delitos: violación a la soberanía colombiana, peculado de policías colombianos que apoyaron a los policías de inteligencia ecuatoriana para ejecutar acciones en mi contra”, dice el activista que hoy tiene contra las cuerdas a Correa y quien sabe, próximamente tras las rejas. 

Pero eso no lo es todo. Uribe y Centro Democrático siempre han sostenido que Correa fue financiado por la FARC en sus campañas. Uribe se lo dijo en la cara a Correa en la cumbre de República Dominicana luego de ataque de Angostura. 

Ese tema también se investiga en la justicia y el propio Lenín Moreno ha solicitado que se aclare el tema, pues tiene las cochinas dudas de que así podría haber sido. 

El gobierno de Duque aún no arranca, lo hará en agosto, pero Uribe podría arremeter en contra del líder verdeflex, quien asegura que no ha secuestrado a nadie en Colombia y que no recibió plata del narcoterrorismo colombiano. Algunos hasta le creen.