No dejan ni acomodarse

Ni bien nos sacamos las lagañas, nos sacudimos del chuchaqui del 31 y nos caen eventos políticos atómicos. Ya estamos de nuevo en el relajo. 

Mañana está previsto que Lenín Moreno envíe una terna y ahí sí ya finiquitar la aventura de Jorge Glas en la Vicepresidencia. Inicia además, la campaña por la consulta que pretende finiquitar la aventura de Rafael Correa en la Presidencia.

single


Ni bien nos sacamos las lagañas, nos sacudimos del chuchaqui del 31 y nos caen eventos políticos atómicos. No dejan ni sacar del cuerpo los litros de vino y las libras de carne consumidos. Ya estamos de nuevo en el relajo. 

Mañana está previsto que Lenín Moreno envíe una terna y ahí sí ya finiquitar la aventura de Jorge Glas en la Vicepresidencia. Inicia además, la campaña política por la consulta popular que pretende, entre otras cosas, finiquitar la aventura de Rafael Correa en la Presidencia. El año inicia con todo.

Lenín Moreno se juega en los dos primeros meses de este 2018 el futuro de su Gobierno. Si pierde en las urnas, Rafael Correa, que por cierto dicen que viene este fin de semana, será el único que capitalice esa victoria, el Régimen quedará ultra debilitado y vaya usted a saber si Moreno termina su mandato. 

Si Moreno gana ampliamente, estará seguro en el sillón presidencial, que en su caso, en su propia silla. Podrá bailar sobre la tumba política de su ex amigo y con esas garantía poder empezar, de una vez por todas, a gobernar. 

Sí, porque hasta ahora hemos estado muy metidos en que si Glas esto o si Glas el otro, que si Correa está o no está loco, que bla, bla, bla. Poco nos hemos preocupado de si se ha construido algo, de si se ha creado empleo, si ha bajado el crimen, en fin, una cantidad de temas importantes que hemos archivado de la discusión porque nos encanta ver a Patiño furibundo defendiendo su sede. Y está bien, el país necesitaba con urgencia una desintoxicación política, pero un año después de las elecciones, es hora de empezar a gestionar. 

De aquí a Carnaval se cuecen toditas las habas y nosotros ya tenemos ají en mano para ponerles sabor.